El escudo de Camagüey en las cuatro constituciones cubanas.



El escudo del territorio camagüeyano, aprobado el 22 de diciembre de 1926, en en sesión extraordinaria del Consejo Provincial, es el único de todo el país con derecho a estar custodiado por cuatro banderas cubanas en representación de cada una de las constituciones de la república que en Camagüey fueron propuestas y aprobadas por los delegados a las asambleas constituyentes

Con la nueva división política administrativa ocurrida en el país en 1976 al dividirse nuestra provincia para dar lugar al nuevo territorio de Ciego de Avila, se estimo que este escudo había perdido su actualidad yque debía ser sustituido por otro mas moderno, por lo que desde entonces dejó de emplearse, sin embargo, celosos de su patrimonio histórico, el 13 de septiembre de 1995, en los potreros de Jimaguayú, durante el acto nacional por el centenario de la Constitución mambisa de Jimaguayú, los delegados a la VII sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular restituyeron el escudo original de 1926. 

Emblemas de la ciudad contemporánea.



Si en realidad plazas, callejones e iglesias rememoran un pasado de historia colonial en nuestra ciudad, la moderna arquitectura urbana le ofrece un rasgo distintivo que con independencia de las viviendas decimonónicas, hoy nos muestra un catálogo con rasgos muy particulares en las muchas variantes de las corrientes de la arquitectura clásicas art decco, art noveau, ecléctica y monumentaria entre otras, no pocas de esas construcciones representan modelos emblemáticos en Camagüey
En esta ciudad se levantan alrededor de 650 edificaciones de estilo Art Deco que poseen un valor considerable, aunque existen muchas otras que presentan elementos del estilo pero con un grado mucho menor. Son representativos de este desarrollo el hotel Puerto Príncipe y el teatro Alkazar. Destacado en este estilo es el Colegio Champagnat (1940) del arquitecto catalán Claudio Muns Blanchart,. donde el diseño geométrico y las disposiciones espaciales evidencian los máximos preceptos del Deco.
A partir del siglo XIX se introducen en la construcción de viviendas en esta ciudad el neoclásico y el barroco: elementos volados acompañados de molduras, finas columnas distribuidas en toda la fachada y algunos cambios hacia formas neoclásicas sin embargo, entre el 1900 y el 1930 se impuso en la arquitectura el estilo ecléctico con diversas formas dentro del movimiento neoclásico o academicista, en especial con respecto a edificios públicos, tales como escuelas, bancos e iglesias.